Vaporeta: cómo limpiar

La vaporeta es una limpiadora a vapor con un diseño muy similar a una aspiradora (en algunos modelos se pueden llegar a confundir ya que también tiene un accesorio alargador para suelos) pero con una función muy diferente.

Es ampliamente conocida por ser un electrodoméstico que efectúa la limpieza de casi todos los rincones y superficies del hogar de una manera sencilla, barata y ecológica.

Toda un arma eficaz contra los malos olores, las bacterias, la suciedad, la grasa y toda clase de gérmenes, sin utilizar ningún producto químico, detergente o jabón.

Si aun no sabes como sacarle el máximo provecho a esta máquina de limpieza te recomiendo que leas atentamente este artículo y te beneficies de todo lo que podéis hacer juntos.

¿Sabes como limpia y desinfecta la vaporeta?

Cuando encendemos la máquina vemos salir un chorro de vapor caliente de la boquilla, pero ¿que es lo que se produce en el interior de la vaporeta para que pueda expulsar vapor de agua?

El agua que introducimos en el receptáculo se calienta hasta llegar a ebullición en una caldera herméticamente cerrada para que se produzca vapor.

El tiempo que tarda en llegar a ese estado es aproximadamente de 1 a 6 minutos por litro de agua.
La presión de la caldera subirá hasta 4.0 bares. Como vemos el funcionamiento es muy similar a una olla a presión.

Estas calderas generan muy poca humedad, por lo que el vapor será seco.

Al final, el chorro de vapor que vemos sale a una temperatura muy elevada (por encima de los 260ºC) capaz de matar a toda clase de gérmenes y ácaros del polvo, dejando un aire más puro y saludable en toda la habitación.

El vapor de agua caliente también se ha demostrado que es útil en la eliminación de ciertos hongos, virus y el 99.99% de las bacterias.

Además de todo esto elimina los malos olores y microorganismos y todo esto sin utilizar ningún otro componente aparte de agua.

Usos de la vaporeta:

Una limpiadora de vapor de agua nos sirve para limpiar todas las estancias de una vivienda, de la mejor manera posible.

Desinfecta y esteriliza toda clase de materiales porosos, como alfombras, cortinas, tapicerías, colchones, ropa de cama, almohadas y lámparas.

Así mismo también es recomendable su uso en sitios de difícil acceso donde se acumula la suciedad más persistente como, juntas de la ventana, radiadores, persianas o el extractor de humos de la cocina.

Especialista en las superficies cubiertas de grasa que no quedan bien con una limpieza manual, como las superficies de acero inoxidable, el interior del horno, las bandejas de horno o los quemadores de cerámica de la cocina.

Si mantener la grifería libre de cal te supone un problema prueba una limpieza con vapor por los grifos de cromo y acero inoxidable y notaras que una limpieza regular con vapor previene que se vuelvan a formar las tan odiosas capas de cal.

Los suelos ya no son un problema, sean del material que sean, baldosa, parquet, linóleo, suelos laminados…limpios de una pasada.

Y por supuesto las ventanas, cristales y espejos quedan relucientes tras su paso, sin marcas, y en un abrir y cerrar de ojos.

Accesorios de la vaporeta:

Como es una herramienta muy versátil, utilizada para la limpieza de toda clase de objetos y superficies, necesita de varios accesorios para su óptima utilización.
Por eso dispone de boquilla para suelos con bonete, boquilla chorro de lápiz, boquilla de mano con bonete, dos cepillos de diferentes tamaños y un alargador.


Limpieza y Descalcificación:

Después de haber usado la vaporeta en 3 ocasiones hay que limpiarla para que no se deposite la cal y se obstruya la salida.

Para ello hay que vaciar el depósito del agua y enjuagarlo con agua limpia.
Para su mantenimiento hay que descalcificar la vaporeta con un producto destinado a ello.

Encontramos en el mercado una gran cantidad de opciones con diferentes características y precios para todos los bolsillos.
Dependiendo de su tamaño puede variar la capacidad del depósito de agua con una variación de 1.5 a 5 litros.
Algunas disponen de ajuste de vapor para que puedas adecuarlo a tus necesidades, otras adjuntan más boquillas.
Las más avanzadas tienen planchas semi-profesionales.
Los precios dependerán de las características y accesorios que incluyan, pudiendo oscilar de los 50 a los 700€ en modelos más completos.

En definitiva, una herramienta muy útil y completa para la limpieza de toda la casa, ideal para los alérgicos al polvo o personas asmáticas, a la que vamos a sacar mucho partido si sabemos usarla bien.