Las novelas de Sarah Lark

Si hay una cosa que me gusta hacer en mi tiempo libre es acurrucarme en el sofá con una manta y leer un buen libro. No siempre fue así, antes no era muy aficionada a la lectura, hasta que un día una amiga me recomendó un libro, empecé a leerlo y quede atrapada entre sus páginas. Era El amor en los tiempos del cólera.

Desde ese libro, he disfrutado de obras maravillosas con las que he vivido muchas aventuras y me he puesto en la piel de muchos personajes.

Desde hace poco tiempo he descubierto un género que me esta apasionando, lo llaman las novelas Landscape.

Son libros que narran historias de época, en los que el protagonista siempre es una mujer y no faltan dos componentes: escenarios exóticos y una historia de amor (al principio desgraciado), pero con un final feliz.

Cada una está ambientada en un país distinto, Nueva Zelanda, el Caribe, la India colonial… y hay ricas descripciones de todos los lugares haciéndote que vivas todos los detalles.

La primera novela de este género que desembarco en nuestro país fue En el país de la nube blanca.

Su autora Sarah Lark, una alemana afincada en España, nos narraba una novela ambientada en Nueva Zelanda a finales del siglo XIX cuyas protagonistas tenían que viajar al confín del mundo para contraer matrimonios concertados. Era la primera entrega de una trilogía llamada la nube blanca (compuesta por En el país de la nube blanca, La canción de los Maories y El grito de la tierra) en la que cuentan las aventuras y desventuras de dos mujeres a través de 3 generaciones, dándonos a conocer la cultura maori y el choque de culturas que se produce.

La historia fue un éxito de ventas (llegando a vender 7 millones de ejemplares en todo el mundo) y esto abrió la veda al mercado de este tipo de novelas que gustaban tanto al público femenino.

Landscape

No mucho después llegaría de la mano de Sarah Lark (http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/sarah-lark_807.html) la saga que la confirmaría como la gran autora de novelas Landscape: La saga del Caribe (compuesta por La isla de las mil fuentes y Las olas del destino).
En esta ocasión comienza una nueva aventura literaria cambiando de destino, esta vez en Jamaica.

La protagonista, Nora, británica de nacimiento, se traslada una vez más por un matrimonio de conveniencia a una plantación de azúcar en Jamaica. Tendrá que aprender las costumbres de allí y a decidir su destino.

Me gustan personalmente estos tipos de novelas porque aprendo como se vivía en la época, sobre todo desde el punto de vista de la mujer, relegada a la cocina y el cuidado de los hijos. En todas ellas existen esclavos o aborígenes que son menospreciados, tratados peor que animales, pero que las protagonistas siempre tienen en cuenta y luchan por su bienestar y respeto.

Estas mujeres protagonistas están cargadas de personalidad, a veces hasta me siento identificada con algunas de ellas, en su carácter y su modo de actuar y me invade una sensación de empatía.

Sarah Lark no ha sido la única escritora que he leído, la lista es muy larga: La mirada de la loba blanca, En el corazón de los fiordos, La bahía de la luna verde, La canción del exilio, El reino del Azahar, La isla de las mariposas, El río de la fortuna…son algunas de las novelas que he devorado.

Sin embargo, no se si es debido a que fue la primera autora landscape que leí o a su modo de escribir, que mi autora preferida es Sarah Lark.
Por eso, cuando me entere de que se ponía a la venta su nueva aventura literaria no dude ni un segundo y me compre el primer libro, Hacia los mares de la libertad.

Cual fue mi sorpresa cuando descubrí que volvía a relatar una historia en la lejana Nueva Zelanda, una excelente ambientación celebre por sus salvajes paisajes, que algún día me gustaría visitar.

La trilogía del árbol Kauri es otra emocionante saga familiar sobre los irlandeses que colonizaron Oceanía con el tema de la delincuencia, la cultura maori y las cárceles como eje central.

El primer libro está terminado y casualmente el segundo (A la sombra del árbol Kauri) me lo han regalado esta semana. Estoy impaciente por poder leerlo y que salga ya el último libro que da fin a esta saga.
Libros con un trasfondo histórico que me apasionan y me trasportan a otra época y lugar.